La segunda oportunidad

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Recuerdo


No podía quitarse de la cabeza la imagen de su pelvis perfecta.

Aquella tarde fue como un descubrimiento, como si fuera la primera vez que veía aquel vientre desnudo, como si su memoria no reconociera aquella superficie tersa y suave, como si sus dedos nunca hubieran recorrido esa parte de su piel.

Quizás fuera la postura, el ángulo de visión, quizás que hasta ese momento no había sabido ver, quizás que algo era diferente o quizás que sabía que aquella podía ser la última vez.

Quizás.

El porqué era lo de menos, lo único que importaba era esa imagen, el recuerdo de esa imagen y la sensación que lo acompañaba.

Habría querido congelar esa imagen, inmortalizarla, guardarla para siempre. Una fotografía, una pintura, cualquier método que permitiera que no se perdiera, que pudiera quedar viva para siempre.

No fue posible, en ese momento no fue consciente de que la imagen se movería, cambiaría de postura y se disolvería en el tiempo.

Ahora solo queda el recuerdo, el recuerdo mágico de esa imagen de simetría perfecta, de ese cuerpo desnudo marcado por una ligera línea de vello rizado y custodiado por el deseo.


4 lo comentaron, ¿te animas tú?:

Ova dijo...

Quedarán los recuerdos en la retina y en el corazón. Quizás.

LOLITA LOP dijo...

buahhhh !!!! que recuerdos me has traído Don Apesar .... tengo una imagen que creo y espero no olvidaré nunca ... el vientre de Pino con un pantalón de pijama sujeto en el punto preciso para hacer que mis neuronas se dispararan y mis pensamientos se volviesen locossssssssssssssss ....


me gusta ;)

Ignea & Josune dijo...

ummmm
Muy tierno y sensual.
Me ha gustado.

(@) (@)
),(
( Y )

Joer, me acabo de descubrir patetica ...jajaja

Apesardemi dijo...

Ova: Quizás, el futuro es tan incierto.

Lola: Gracias ;) hay imágenes que no deberían desvanecerse nunca.

Ignea: Si es tierno, la imagen es tierna a la vez que sensual. Hay momentos tiernos y momentos duros, todos sirven ¿no?.

Besos.