La segunda oportunidad

viernes, 20 de noviembre de 2009

Una tarde tranquila


[Habitaciones para turistas - Edward Hooper]

Una tarde tranquila, seguramente demasiado tranquila para lo que le bulle en la cabeza. Enciende el disco duro y busca esa película que le han recomendado, la temática quizás no sea la más apropiada para una cabeza medio gripada pero tiene ganas de verla, aprieta el botón donde se aloja un triangulito y se arrellana en el sofá. La pantalla se ilumina con un señor mayor, parece muy áspero pero su semblante es amigable, delgado, pelo blanco rodeando una espléndida calvicie, vestimenta cómoda e informal. Informa que va a contar una historia.

La historia comienza en el encuentro con una chica muy jóven, mucho más jóven que él, que le pide ayuda en forma de asilo argumentando que no tiene donde ir, no tiene dinero y si tiene hambre. Él se niega rotundamente, reforzando su negativa con algunos insultos y desprecios pero, y en caso contrario no habría película, al final accede a regañadientes a que entre dos minutos, solo dos minutos. Entran a la casa y ella se queda a dormir.

En las siguientes escenas se les ve haciendo turismo, visitando la ciudad, hablan, bueno en esas escenas más que hablar él la llama palurda, torpe y demás lindezas mientras ella mantiene una sincera sonrisa y le responde como puede.

La peli está interesante, bien llevada, le está gustando pero en su casa no hay silencio, necesita silencio para ver una película, quiere silencio, no está solo, le dirigen preguntas, una conversación telefónica le obliga a rebobinar, vuelve a hacerlo. Nada, la incipiente burbuja se ha roto, contrariado coge el mando y busca el botón con el cuadradito, lo pulsa. Stop, la pareja desaparece y un anuncio ocupa su lugar. Se levanta mosqueado, no demasiado, no debe, tampoco es para tanto, luego seguirá viéndola.

Busca otra actividad, se coloca los cascos, suena Silvio, lo deja esperando que su suavidad le suavice a él. Abre una cerveza, decide cocinar algo, Silvio se va metiendo en su cerebro, abre el frigorífico, busca, sube el volumen, Silvio y la cerveza fluyen plácidamente en su interior, saca cuchillos y cacerolas, se apoya en la tabla y comienza a cortar, nota como reaparece la burbuja, todo va bien...

10 lo comentaron, ¿te animas tú?:

Manuel Márquez dijo...

Silvio siempre es una buena opción, compa Apesar (con cerveza o sin ella...).

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Apesardemi dijo...

Gracias compa, igual te deseo ;)

unamaruja dijo...

Te refieres a "Si la cosa funciona"?, a mi me encantó, no dejes de verla dentro o fuera de la burbuja :)

Ova dijo...

Espero que la puedas acabar de ver. Yo me quedé prendada con el bomboncito British del final ;)

Controla tus mosqueos, seguro que tendrás muchas oportunidades de tranquilidad.

Besos

Apesardemi dijo...

Maruja: A esa me refiero ;) ya la vi entera, en complicidad con la tranquilidad de la noche. Muy buena.

Un beso

Ova: Me gustó el final, poco creíble pero muy efectivo y gratificante. Me gustó la peli entera, incluído el british.

Controlo. Un beso.

Cu dijo...

Te iba a preguntar q leches te pasa últimamente q tanto necesitas aislarte en tu burbuja, tío raro! ;), pero la verdad sq entiendo perfectamente la situación q describes, y te diré q yo no controlaría tan bien como tú mi mala leche. Ahora mismo me están taladrando en la pared de al lado y se me está despertando el instinto asesino! ;)

Besos, cocinillas!

Apesardemi dijo...

Son tiempos raros, Cobriña, la burbuja me protege aunque hay que ir rompiéndola.

Reprime esos instintos ;)

Besos.

LOLITA LOP dijo...

La música y la cocina ... buena combinación , buen bálsamo ... y con la cervecita pués mejor que mejor ...

Yo últimamente utilizo mucho la música como medicina para el alma ... Te diré que te entiendo que tengo a Pino recién operado de las dos piernas , con un trabajillo que tengo entre manos que tengo que acabar urgentemente en los huecos que me dejan las clases y entre hacer de enfermera y atender visitas ... este fin de semana necesitaba una buena burbuja ... pero bueno , no ha sido para tanto y mi musiquita me yudo a seguir pa´lante ...


un beso , por cierto ¿ que cocinaste ?

Apesardemi dijo...

Música y cocina es una combinación perfecta, aunque se me ocurre alguna que otra cosa para que sea aún más perfecta ;D

Deberían alquilar burbujas.

Cociné tortilla de patatas y un pollo en salsa, simple pero rico ;)

Besos Doña Lola

LOLITA LOP dijo...

uhmmmmmmmm !!! que hambre me has provocado de golpe !!! voy a dibujar un poquillo más y luego me hago una tortillita :))