La segunda oportunidad

sábado, 7 de octubre de 2006

El limbo

Recuerdo que cuando era pequeño a menudo me decían aquello de "es que estás en el limbo".

Yo no sabía muy bien que era eso de estar en el limbo aunque intuía un cierto reproche en la afirmación. Aprendí, por las clases de religión, que el limbo era un extraño lugar de sufrimiento a donde iban a parar las almas de los niños puros que morían sin haber recibido el bautismo, aprendizaje que no me servía para entender el significado de la cacareada frase pero sí para, preso de miedo, mortificarme pensando que qué tenía que ver yo y mi alma infantil con el sitio ese tan raro. Además, yo no estaba muerto.

Un poquito más mayor me explicaron que "estar en el limbo" era como estar en las nubes, estar despistado. Los temores con respecto a mi inocente alma se alejaron y al hecho de que alguien pensara que yo era un tanto tendente a flotar en mi nube no me preocupaba demasiado.

Pero ahora resulta que NO HAY LIMBO, que el actual Papa ha dicho, infaliblemente, que lo del limbo era un camelo. Joder, los sufrimientos que me hubiera ahorrado si la infalibilidad del Papa que dio por válido el asunto no hubiera fallado.

12 lo comentaron, ¿te animas tú?:

Cobre dijo...

Pero bueno!, esto significa q han estado engañando a los pobres" cristanos toda la vida con el puñetero limbo!?; vamos no me fastidies, ahora cualquier malpensado dirá q con q más les han estado engañando!.
Yo no eh, yo no!, yo católica, apostólica y tal y tal, vamos hombrepordios!
Coño con el papa!.

Un beso Apesar ;)

apesardemi dijo...

Ves, tu también te lo creíste. No puede ser, me siento estafado. ¿Dónde podemos reclamar?, jóven católica y apostólica.

Son peores que los políticos ;))

Besos, niña pura!!

Cobre dijo...

Ves mirando en google a ver si hay alguna oficina de reclamaciónes católicas y cuando lo sepas quedamos y vamos, eso sí, vestidos de domingo como dios manda!.

Oyeee vente a mi casa q no me has dicho naa!, q desaborio eres! ;))

maria josé dijo...

Ay, qué cosas!
Yo sólo puedo decir que también he estado en el limbo toda mi vida...
En cuanto a las palabras del papa...
ufff
dejémoslo.
Un beso.

latraidora dijo...

Yo también tuve una catequista que estaba a vueltas con el limbo a todas horas... Pues podían haberle dicho a ella que no existía y así habría pasado directamente a las lecciones dos y tres ("reza, no hagas como los animalitos" y "no puedes ponerte tirantes, no puedes ponerte minifaldas, no puedes llevar escotes y, por supuesto, no puedes ponerte bikinis o bañadores").

LOLITA LOP dijo...

ya lo oi el otro día ... pues ahora no nos queda mas remedio que subirnos todos con Cobre a la parra ... a falta de limbo , buenas son uvas ...

besate de mi parte

apesardemi dijo...

En fin, aunque ya no exista el limbo ni Plutón sea un planeta, algunos seguiremos "en el limbo" de vez en cuando.

Besos inocentes.

Cobre dijo...

Te ha faltado decir castos y puros!!! jajaja

apesardemi dijo...

Es que estaba en la parra ;)) (acabo de leer un breve informe sobre la parra de Cu)

Muas!!

Gemma Ferré dijo...

¿Pero esto que es?
Ahora hay limbo y ahora yo no lo hay. Esto no es serio.
A ver, que me enseñen el estudio donde demuestra que el susodicho espacio celestial no existe, ¿dónde están las pruebas?
Claro que, como tampoco las tenían para decir que sí existía...

pilar dijo...

Y no había que creerse todo a pies juntillas, porque lo que decía la iglesia era dogma de fé???? Y el dogma no se podía probar ni nada de eso???

No nos queda más remedio que reclamar por tantos años (siglos) de engaño. La gran estafa del Limbo. Deberíamos entrar en una de esas páginas católicas y reclamar el derecho al limbo.

Tha dijo...

Nada.. Nada... yo me seguiré quedando en el limbo las veces que me de la gana, ¡aunque lo diga el papa de Roma!.
Besos desde el limbo