La segunda oportunidad

miércoles, 6 de enero de 2010

Buenos momentos




Recuerdo perfectamente la ilusión que me producía la noche de los reyes magos. Recuerdos de niñez, recuerdos de sensaciones mágicas, de nervios, expectativas, de ilusiones. Efectivamente era una noche muy especial, maravillosa, una noche en la que conciliar el sueño era muy difícil, casi imposible. Una noche en la que, al final, cuando el sueño vencía a la emoción y a la curiosidad, dormías con una sonrisa en la boca. Recuerdo que, por la mañana, muy temprano, mi hermana me despertaba presa de un ataque de nervios, me zarandeaba hasta que lograba que me levantara y me arrastraba hasta el salón de la casa donde llamativos objetos ocupaban los muebles de la estancia. En ese momento nos temblaban las piernas, ¡todo eso era para nosotros!, abríamos paquetes, probábamos juguetes, mirábamos atónitos los regalos que esos señores tan extraños nos habían traído. Mi padre siempre comprobaba que sus majestades se habían tomado las copas de coñac o de anís que la noche anterior les había dejado bien a la vista para que repusieran fuerzas y se sintieran bien atendidos. Mi madre nos urgía a desayunar. No había prisas, todo era pura magia, todo era pura ilusión. Lo recuerdo perfectamente.

Desde estas vivencias han pasado muchos años, un montón. Ahora, lógicamente, no es igual. Pero este año, de alguna manera, he vuelto a disfrutar unos momentos que me recordaron a aquellos. Unos reyes adelantados me volvieron a hacer vivir momentos de ilusión, nervios y sonrisas, momentos mágicos, momentos felices. Me gustó revivir esas sensaciones. Me gustó mucho.


9 lo comentaron, ¿te animas tú?:

Noelia Jiménez dijo...

¡Cómo me alegro! Felicidades. En parte, a mí también me ha sucedido una especie de retorno al pasado: he subido a casa de mi madre y, al llamar al telefonillo, he oído la voz de mi hermano: "¡¡Han llegado los Reyes!!". Ha sido genial.
Feliz Año.

Apesardemi dijo...

Hola Noelia, Felicidades también para ti ;)

Ayer ya pasó y los reyes también han pasado. La realidad toma protagonismo.

Un beso muy grande ;)

Pilar dijo...

He revivido lo que cuentas...También eran así para mí. Hoy, en la comida familiar, mi hermano y yo recordábamos la cantidad de juguetes que nos traian los reyes, y como esos juguetes duraban un día...Le hemos preguntado a mi madre, y ella nos ha confesado que nos escondía los juguetes al día siguiente para quitar trastos de enmedio...jajajaja que cabrona...

Tampoco ha estado mal para mí el día de hoy ;)

besitossssssss

LOLITA LOP dijo...

yo no sé , pero últimamente me siento tan bien y tengo tantas cosas buenas y bonitas en mi vida que los Reyes como que no los necesito ....

Me ha gustado leerte , ¿sabes ? , yo dormía sin dormir , escuchaba a mis padres o me lo imaginaba , claro que no sabía que eran ellos y si , recuerdo el abrir la puerta del salón y empujarlos los 4 hermanos para entrar los primeros y ver aquel escenario de coloress , lleeeeeenooo de juguetes ... era maravilloso ... no creo que los niños de hoy en día que tienen de todo puedan sentir aquella sensación de alegría tan grande , tan gorda , que te llenaba el cuerpo entero y luego después del desayuno a ponernos guapos y a salir a la calle con las cosas nuevas y veías niños con bicis , niñas con muñecas repeinadas , coches dirigidos y patinentes y todos , todos sonreían --

en fin que me alegro de que tus reyes fueran buenos contigo y que ahora , a otra cosa mariposa , que mañana vuelvo al cole ;)

un besazo

LOLITA LOP dijo...

anda Pili , hemos escrito a la vez ... que sincronización ...esto se merece un premio ¿no? , a ver A pesar ¿que nos das ? , ¿acaso una cita ? , jajajaja

Corpi dijo...

Ahora los reyes se reviven con los hijos. Cuando crezcan, ya veremos.

Apesardemi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Apesardemi dijo...

Pilar, ya le vale a tu madre ;)

Lolita, qué bien te siento niña, da gusto ;)

¿Una cita? ;) Todo puede ser, ayer era el día de los reyes magos ¿no? ;)

Corpi, nos hacemos mayores, bueno, yo ya lo soy ;)

Besos y abrazos a elegir

Cu dijo...

Debe ser q soy una cándida de narices, pero yo sigo viviendo el día de reyes con muchísima ilusión. Bueno, yo y toda mi familia.
No se trata de tener más o menos o regalar una cosa más o menos cara, se trata del detalle, de buscar es cosa q sabes q hará muchísima ilusión... es genial!, es el mejor día del año!. Debe ser q todavía soy muy niña pequeña! :P
Y entiendo cada una de tus sensaciones y recuerdos pq los tengo muy muy parecidos :)

Besazos, Apesardelospesares!

(Yo lo q quiero q me cuentes es q te trajeron esos reyes anticipados! :P)