La segunda oportunidad

miércoles, 7 de octubre de 2009

LOST


Lo reconozco, estoy totalmente enganchado a Perdidos, esa serie que trata de las visicitudes de unas personas que cuando realizaban un vuelo desde Sidney a Los Ángeles tienen la mala, o buena, fortuna de que el avión se parta en dos y acaben en una preciosa e inquietante isla perdida. Hay muchos más personajes y circunstancias pero no cabrían en este post.

El caso es que estoy muy enganchado. Apesar no, él es más de historias íntimas y sentimentaloides, cree que lo demás apenas tiene importancia. Allá él.

Tengo grabadas cuatro temporadas de las cinco que rondan por las teles. La quinta la tengo controlada esperando que se den las circustancias para que una amiga me las pueda pasar. Como buen drogadicto las dosifico, las veo poco a poco, asegurándome siempre de tener reservas para los próximos días. Cuando por alguna cuestión no he saboreado plénamente el visionado de algún capítulo, lo vuelo a ver más despacio, empapándome de cada detalle. En Perdidos los detalles son muy importantes, son fundamentales, nunca sabes cuando te van a hacer falta pero sí sabes que te harán falta.

Como en todas las grandes historias cuando están bien vividas, en ésta llegas a creerte a los personajes, los incorporas a ti, dejan de parecer actores para ser Jack, Kate, Harley, Desmond, Jim, Ben, etc., etc., cada uno con sus propias circunstancias, con su forma de ser. Los odias, te son indiferentes, te enamoras, les aclamas, les susurras, les protejes, les admiras...Gozas con ellos, temes con ellos y compartes sus esperanzas y frustraciones.

Y, por supuesto, está la isla. Esplendorosa, llena de vida, un lugar paradisiaco y, a la vez, plagado de incógnitas, secretos, sucesos extraños. La isla es la verdadera protagonista de Perdidos, es la causa y el efecto, es el universo todopoderoso en si misma. Dan muchas ganas de ir allí.

Y están las incógnitas, los misterios, las preguntas sin aún respuesta, los porqués. Hay muchas cosas, muchísimas. Poco a poco se irán desvelando.

En fin, que, como podéis obsevar, esoy felizmente enganchado a Perdidos.


5 lo comentaron, ¿te animas tú?:

Tha dijo...

jejjejejeje ¡yo ya ví la quinta! (y no la del buitre precisamente jajajaja)
En mi familia también la seguimos y estamos esperando la sexta que, igual, hasta la vemos en VOSE :)
Las tres primeras temporadas las ví seguidas en menos de un mes, porque yo de mesura nada... todo y de golpe (este año me pasó con Buffy cazavampiros).
Qué buenos son, a veces, los retornos ;)
Besoss

LOLITA LOP dijo...

ahhhhh que yo tambiénnnnn .... me encanta , este verano nos dimos un atracón de todo lo atrasado , pero que bien , que bien , que ha vuelto a empezarrrrr ... ya comentaremos


besos

Apesardemi dijo...

Me encanta Lost, disfruto muchísimo con sus personajes, historias y enigmas. Pronto comenzaré a ver la quinta parte.

Comentaremos ;)

Beso Tha y beso Lola.

Ova dijo...

Yo me enganché perdidamente, tanto que no he visto todavía el último de la quinta, lo guardo como un tesoro ;)

Me alucina la historia, tanto me obsesioné que hace poco me quedé flipada con una foto mía de bebé en la que mi madre lleva un mono sospechosamente parecido a los de Dharma, cosas de la movida ;)

Al principio me enamoré de Jack, no se puede negar la evidencia, el chico es una pasada pero poco a poco le fui pillando el punto a Desmond; su historia es mi preferida. Aunque con quien más ilusión me haría liarme, sin duda, es con Kate, fíjate tú qué cosas.

Otra de las maravillas de esa isla es las propiedades que tiene respecto a la línea temporal, en este momento me vendría de perlas, pero no te adelanto más, por lo que dices aún no has llegado al meollo.

Abrazo

Apesardemi dijo...

Ova: Por lo que veo coincidimos en dos cosas: enganchados a Perdidos y con la ilusión de liarnos con Kate (me parece el personaje más sólido de la serie y físicamente ... qué te voy a decir) ;)

Un beso