La segunda oportunidad

jueves, 18 de diciembre de 2008

Memefeliz


Mi querida Thalata me ofrecía el otro día que me adjudicara el Memefeliz. El Memefeliz es una de esas cadenas que recorren de forma exponencial la blogosfera encuestando a los blogueros y blogueras que estén dispuestos a responder a las cuestiones que el meme plantea. En este caso, como se puede deducir de su nombre, se trata de escribir seis cosas sin importancia que nos hagan felices.

Apesar y yo entendemos (o intuímos) la felicidad como un estado de enajenación, puntual y pasajero, que se manifiesta con mayor o menor intensidad y que, mientras permanece, te produce la ilusión de que el resto de las cosas sobran.

Pues eso, que en estos tiempos fríos y extraños, de largas colas en las oficinas del INEM y en los establecimientos de venta de loterías y apuestas del estado, de miedos e incertidumbres, de récord de detección de chorizos de guante blanco y de políticos mongolos, lo que Apesar y a mí nos gustaría sería acurrucarnos entre los dulces pliegues de un cuerpo suave y cálido, tranquilos, seguros, sin exterior y esperar despacio que el momento de felicidad se materialice. Cosas sin importancia.

Si a algún lector o lectora le apetece seguir la cadena ...



6 lo comentaron, ¿te animas tú?:

Ova dijo...

Querido Apesar,

No sé si la invitación es extensiva a los lectores o sólo a los autores pero voy a compartir algunas cosas que en días de niebla espesa a mí me hacen sentir bien:

1.Las llamadas, los correos y otro tipo de mensajes de las personas que me hacen sonreir.
2.Una buena ducha.
3.La sensación que se tiene después de salir a correr 45'(aunque empezar a veces dé pereza)
4.Un café con leche, infusión o cualquier cosa susceptible de tomar en mug (hay que inventar ya una palabra que traduzca exactamente este tipo de tazón)
5.tener tiempo para leer, escuchar la radio, música sin prisa
6.compartir burbujas de bienestar

Estas son sólo algunas de mis cosas sin importancia.

Besito

cosechadel66 dijo...

A mi eso de la felicidad me parece un poco como lo de los arbitros en el futbol. Me explico: si cuando un partido termina no te acuerdas de él, es que ha hecho una labor perfecta. Pues si no tienes que pensar en cosas para ser feliz, es que estas muy cerca de serlo.

Un saludo

Tha dijo...

hazme un hueco, anda... :)

Noelia Jiménez dijo...

Mola. Me apunto.

lectora anónima dijo...

Bueno, bueno, no está nada mal lo que a... Apesar y a tí os gustaría, suerte con ello.
Besos.

cu dijo...

Míralo él, si tonto lo q se dice tonto no es el "muchacho" ;).
No está nada mal, es más, está muy muy bien tu idea de la felicidad (o por lo menos de un momento feliz).

Más besazos, corasao!