La segunda oportunidad

jueves, 29 de marzo de 2007

Problemillas de junventud

La Organización Mundial de la Salud recomienda la circuncisión para prevenir el sida.

No lo pongo en duda, si así lo afirman por algo será, pero a mí que no me busquen. Aún no me he recuperado del trauma que me creo mi señor padre el día que, siendo el que esto escribe un tierno infante, solemnemente me comunicó que me tenían que operar de fimosis.

El anuncio me dejó hecho polvo, imaginaba temeroso el proceso operatorio y, automáticamente, el problemático órgano disminuía de tamaño hasta casi desaparecer dentro de mi cuerpo, como si se tratara de una operación de camuflaje se minimizaba hasta límites insospechados. El sádico cirujano no podría encontrarlo.

Pero, a la vez, era consciente de que si mi señor padre tenía razón -y los padres siempre tenemos razón- yo tenía un serio problema funcional. Algo había que hacer para resolver el posible problema sin tener que perder parte de mi anatomía de forma tan fría y cruel.

Pensado y hecho, me puse manos a la obra (nunca mejor dicho) constatando solo unos tímidos avances en la necesaria solución. Empezaba a preocuparme, pensaba que tendría que someterme al odiado y temido bisturí. Casi lo tenía asumido cuando la diosa fortuna me deparó mi primera experiencia sexual compartida. Era la prueba de fuego, la verdadera hora de la verdad. El primer intento no funcionó, me dolía y aquello no funcionaba como era preciso. No quedaba más remedio, pasaría por la maldita operación, lo primero era lo primero. Pero en un segundo intento noté como algo estaba cambiando, un leve crujido acompañado de un extraño dolor confirmó mis pensamientos. La estela de sangre que mancho tímidamente las sábanas revueltas fue la prueba contundente. ¡Había perdido la virginidad! y de paso mi pequeño problema.

Fue un gran día.


14 lo comentaron, ¿te animas tú?:

Alvaro dijo...

Pues mira tu que bien. Dos por el precio de una. Jeje. Hay cosas que da gusto resolverlas.

Un abrazo, Apesar.

LOLITA LOP dijo...

que romántica manera de solucionar un problemilla , jejeje ... si tiene que doler , si ...


bueno y desde ese día te pusiste a practicar sin parar para irle dando soltura la tema y hasta aquí hemos llegado ...


no me hagas mucho caso que la fiebre me atonta las neuronas...

un beso

e-catarsis dijo...

...¿y cómo dices que fué la cosa?

XDDDDD

...puedes incluso ni contestar ( de hecho casi que mejor)...mal día llevo XDDDD

Besos y...ni puÑetero caso que me hagas ;-)...¡por favor!


:)

Corpi dijo...

Hostias, a medida que iba leyendo iba menguando mi cosa hasta casi desaparecer. Menos mal que el final ha sido feliz y la cosa se ha recuperado.
Saludos

pilar dijo...

Qué cosas! Y yo que pensaba que lo de la virginidad era cosa de chicas...? (un día también contaré cómo perdí la mía)

Por cierto, tengo una compañera en el master que asegura que los tios que tienen hecha la circuncisión follan mucho mejor. Yo ya siempre pregunto ;)


besosde regreso

El postista antes lalmado anónimo, haciéndose pasar por otro que no es él. dijo...

Desde luego, Apesardeti, cuando te pones a contar lo que nos sucedió aquella tarde de imborrable recuerdo, pierdes mucho, como bloguero y como fimosítico discreto.
Pero ganas en glamour.
Ay, qué recuerdos.

Thalatta dijo...

jajajaja ay pobreeee. Desde hace unos años a las madres (o padres) nos dicen que les tenemos que ir bajando poquito a poco cada vez que bañamos a los chicos. Al mio no ha habido que operarle. Y a uno de mis hermanos por poco se lo cargan con la anestesia, hace una porrá de años cuando era niño.
En fin... que no hay mal que por bien no venga y lo bien que te lo has pasado desde entonces!!!!
Besoss

apesardemi dijo...

Alvaro, efectivamente, dos cuestiones resueltas a la vez, no sabes qué bien me sentó.

Lolita, en fin, se ha hecho lo que se ha podido ;). Cuídate esas neuronas.

E-catarsis, ¿? Umm, ¿puede repetirme la pregunta? ;)

Corpi, eso mismo sentía yo cuando me imaginaba el proceso operatorio, Aún se me ponen los pelos de punta.

Pilar, ya ves, los chicos también pasamos por esos trances ;) No se si tu amiga tiene o no razón, aún no lo he hecho con ningún tío circunciso ;)) (mi experiencia no me produjo una circuncisión, solamente una leve "rotura" en el prepucio para que el glande pudiera salir).

Postista, pero mira que eres lenguaraz ;)

Tha, esa es la mejor solución, así lo hicimos con mi hijo y ningún problema. Pero antes no se hacía (o por lo menos a mi no me lo hicieron) y era un puñetero problema.

Besos y besos.

Cobre dijo...

¡Cómo mola la historia!, q rico! ;)). Lo q me he reído!. Bueno, es una buena manera de arreglar el problema!, creo q la mejor ;)

Pero sepa usted, Don Apesardemí, q yo estoy totalmente a favor de operar a los niños cuando son pequeñitos. Así se evitan este tipo de problemas cuando ya no se es tan pequeñito. Que tengo un amigo al q le tuvieron q operar de fimosis a los veintitaaantos y no te cuento lo remalísimamente q lo pasó para q no te empiece a doler a tí ahora mismo!. Pero hazte una idea de los dos peores momentos q el chaval podía pasar ;))

¡¡Besazos!!

e-catarsis dijo...

je jee...nop

LOLITA LOP dijo...

con 11 meses le hicieron el asunto a mi niño... que susto me llevé ...estaba en quirofano por una hernia inguinal y el cirujano, nos llamo y salió lleno de sangre a preguntar si ya que estaba dormido aprovechaba y le daba el tajo ....ayyyyy mi niño

Actor Secundario Bob dijo...

Siempre quise ser amante de la irracionalidad. Buen blog!

Tanhäuser dijo...

Acabo de padecer un síndrome de Koro al leerte. Qué horror.
Menos mal que tengo hijas y aunque son pequeñas todavía, es un alivio el no tener que darles estas noticias.
Un abrazo.

siouxie dijo...

Me ha dolido hasta a mí!