La segunda oportunidad

viernes, 9 de marzo de 2007

Buscando atajos




En mi trabajo hay unas cuantas personas instaladas en un sentimiento de agravio permanente basado en su percepción de que su valía y capacidad no están suficiente y formalmente reconocidas y en la creencia de que sus responsabilidades laborales deben ser mucho más importantes de lo que actualmente son.

Estos sentimientos son totalmente válidos como válido es aprovechar las oportunidades de promoción laboral que se puedan plantear. Sin embargo ya no es tan válido buscar atajos para conseguir la deseada promoción elaborados sobre estrategias rastreras de boicotear el trabajo de otros compañeros, de descalificar la labor de las personas cuyos puestos pretenden ocupar, de lanzar interesados rumores injuriosos o de propiciar un ambiente de crispación generalizada. El resultado es obvio: desunión, confusión, recelos, desconfianza, ruptura de las reglas del juego, mala hostia en el ambiente, creación forzada de grupos antagónicos, confrontación, etc.

Este ambiente se viene forzando desde la última reestructuración de puestos de trabajo por esas personas que se sienten agraviadas, que piensan que han sido tratadas injustamente y que se les ha negado algo que "naturalmente" les pertenece.

Algo muy parecido es lo que está sucediendo en nuestro país. Un importante aunque minoritario sector político, social y económico está poseído por un traumático sentimiento de agravio derivado de perder el poder en las elecciones generales de marzo de 2004. Se podría pensar que "honestamente" creen que actuaciones torticeras les impidieron ganar las elecciones y que "sinceramente" no han asimilado que los ciudadanos y ciudadanas no le otorgaron la confianza suficiente en las urnas como para que pudieran seguir gobernando. Como se podría pensar que esas personas dolidas de mi trabajo "honestamente" piensen que manos negras coartan su posibilidad de asumir mayores responsabilidades.

Se podría creer pero no me lo creo. La verdad, mi verdad, es que en ambas situaciones las actuaciones están basadas en estrategias fríamente diseñadas, estrategias que solo buscan un objetivo: encontrar atajos, conseguir torticeramente aquello que la legalidad y la mayoría les ha negado. Para ello todo vale, todo sirve y cuanta más crispación se logre en el camino mejor para la consecución de sus intereses.

¡No lo conseguirán!

10 lo comentaron, ¿te animas tú?:

maria josé dijo...

Estoy de acuerdo contigo. No lo conseguirán! Eso es lo que están creando: crispación. Tú lo has dicho.
Un beso!

Cobre dijo...

Joder niño, trabajar con ese ambientazo debe ser agotador; por no hablar de la mala hostia con la q tienes q llegar a casa!.
Y la comparación es muy buena. Hace un rato he escuchado en la radio q lo q el PP está intentando es forzar tal clima de cristación y tal desunión, q se adelanten las generales...
En ambos casos hay moscas cojoneras q por lo único q miran es por sus intereses, q son rastreras y q dan asco.
Pero como bien dices tú: no lo conseguiran.
Aunq den ganas de liarse a tortas!

Cobre dijo...

Ah q se me olvidaba!, un besazo de viernessss!! ;))

El postista antes llamado anónimo dijo...

En mi lugar de trabajo sucede algo muy parecido. Yo estoy a lo mío, ¿no?, y de repente llega el perro y comienza a reclamar mejor situación laboral por el método contundente de moderme los tobillos. Entonces, legítimamente, le arreo un guantazo en las ancas traseras, y ya la tenemos liada, toda la mañana de mal humor, el hijoputa, haciéndose la víctima y gruñendo y, en cuanto me descuido, meándose por los rincones.
En estos casos, para distendir un poco la situación, enciendo el televisor, pero salen los del PP muy cabreados o, en su defecto, el tío ese que se ha puesto en huelga de hambre y que antes comía cantidad del turrón de la viuda. Es lo que tienen las huelgas de hambre, que crispan mucho al personal. Y mi perro, mientras, comiéndose hasta las borras que hay bajo el sofá, porque hay quien hace huelga de hambre y hay quien ocia mucho en el asunto de la limpieza doméstica, que ese es otro problema de mi lugar de trabajo. Total, un Cafarnaun.
Te comprendo perfectamente, Apesardeti. Lo mejor es que te compres un perro antes de que tus compañeros de trabajo empiecen a mearse, de motu propio, por las esquinas.

thalatta dijo...

¡no lo conseguirán!!!

(Y hay que ver lo que me suena ese ambiente laboral jejejjee)

Besos de viernes... sí...

Alvaro dijo...

Yo en mi trabajo también estoy viviendo una situación parecida. Y estoy de acuerdo contigo en el análisis de la situación política. Quizás también añadir que estamos en un pais donde parece que se oye más un par de gritos que multitud de razones en voz baja. Una pena.

e-catarsis dijo...

Condición humana es (de algunos humanos más...) eludir responsabilidades, cargar las culpas a los demas, al fatum...incluso...los más ilustrados :P, lloriquear, lamentarse cual plañidera currando y...hacer de mosca cjonera porque a río revuelto..., pero...como esa vieja cantinela ya la conocemos y como no tenemos ni medio segundo para perder en estas cosas y...como además al final..."la policía no es tonta"...pues los inútles seguiran en puestos laborales de su nivel de...inutlidad y los demás...en la oposicón, dando por saco esto si pero...si es que no hay más....

Besicos apesar...¿tamos mejor no?, cabreau pero mejor :P :D ;-))

NO te cuento de mi trabajo porque...ni te lo ibas a creer...hay "gentepató"

LOLITA LOP dijo...

cuando he empezado a leerte parecía que hablabas de algunos de mis compañeros de trabajo ...y no deja de ser curioso que gente que dedica el mayor tiempo de su jornada laboral a perder el tiempo , cuando luego ocurren cosas como las que describes todavía se sientan discriminados y pongan el grito en el cielo ...

en lo del sector político , ya sabes que mi médico no me deja hablar del tema ..

un besazo y buen finde

pilar dijo...

buen retrato de la situación que vivimos...qué pena.

Besos a pesar de todo

Manuel Márquez dijo...

Sobre análisis tan certero y bien orientado, sólo me cabe hacer (más que decir): plas, plas, plas ("usease", sonido de palmas...). Y mejor no extenderse más, que el tema, tanto en un frente como en otro, da para toneladas de blog...

Un abrazo.