La segunda oportunidad

viernes, 23 de febrero de 2007

Apatía


Suena el despertador, no quiero salir de la cama, confirmo que la apatía que desde hace unos días se ha apoderado de mí no me ha abandonado, impongo mi voluntad racional, me levanto muy a desganas, un café y el primer cigarro mientras echo un ojo a la prensa de la mañana. Las noticias de hoy, como las de casi todos los días, son bastante deprimentes, sopeso la opción de ponerme malo y regresar a la cama aún caliente. Se que no lo voy a hacer, mi cansino sentido de la responsabilidad me lo va a impedir, se que dentro de un par de cigarros me introduciré en la rutina del afeitado, iniciando así el rito diario del aseo pre-laboral, se que poco después subiré al coche y me dirigiré hacia la ciudad, se que dentro de otro rato estaré inevitablemente sentado frente a papeles repletos de serios signos impresos y problemas que se me resultarán muy ajenos.

También se que la apatía acabará como acabará la niebla que decora esta gris mañana de febrero, hasta entonces hay que caminar.


12 lo comentaron, ¿te animas tú?:

Tha dijo...

¡¡¡Vamos, vamos, vamossssss!!!! que no nos pueda la apatía ¡pero si ha salido un hermosísimo día y es viernes!!!!!
¡Venga compañero!
(Ayyy qué casancio jajajajajaj)
Besoss

maria josé dijo...

Uff cómo te comprendo! Pero haz caso a Tha, es viernes. La semana es larga, pero ya se acaba! (para algunos todavía no, mira, yo trabajo mañana)
Un beso.

Cobre dijo...

Mi niño! ;)); vaya dos, estamos chuchurrios!.
Venga, q ya no nos queda ná, q en unas horitas de nada tenemos el finde entero para hacer lo q nos salga de las narices y acabar con esa apatía maldita.
Si lo q deberíamos hacer es irnos a tomar unas cervezas y unas bravas!. Venga, a eso de las 13 me paso a por tí, q llego en un pispas! ;))

Un besazo de viernes con muuucho ánimo!

Cobre dijo...

Y como se me ha puesto en las narices q salgas de ese estado apático como sea ahí va un chistecillo mañanero:

El alcalde de Lepe hablando a la gente:
-Y ehte año hemo alquitranao la carretera.
Le apunto uno por atras en voz baja:
-(asfaltao)
-Bueno, y si os he faltao, perdonarme.

(Que sea bueno ya es otro cantar.. ;) más besazos)

e-catarsis dijo...

Pues debe ser algo que está en el ambiente porque entiendo perfectamente lo que dices, hace ya algunas semanas que sufro ese "mal", demasiado trabajo y una absurda e insalubre responsabilidad que me hace recoger lo que algunos se dejan por ahi olvidado y hacerlo mío...y encima me dicen que estoy borde ¡se podrá aguantar!, no sé animar porque en estos casos lo mejor creo es no pensar en nada, no darle vueltas a lo que probablemente no tiene remedio, es y luego ya no es, suele ser cíclico y... dejar que la niebla se disipe, pero sé escuchar o leer que para este caso es lo mismo, asi que me solidarizo y te entiendo...ya lo creo que te entiendo

Besicos...por si sirven de algo

Alvaro dijo...

Muy bueno el chiste, Cu. Me gusta más asi que cuando he pasado antes por tu casa. Aplicate el cuento. Os quiero ver contentos, que haceis mejores post.

Un abrazo.

El postista antes llamado anónimo dijo...

Un momento. A ver que yo me entere: ¿Hay que estar animado porque es viernes y el finde está próximo? ¿Nos pasamos la vida esperando a que llegue el fin de semana para olvidarnos durante dos días del trabajo y, ya puestos, deprimirnos el domingo por la tarde? ¿Cuántos fines de semana serán necesarios para alcanzar un estado parecido a la felicidad? ¿De cuántos disponemos realmente? Porque no vamos a vivir siempre, eso está claro. ¿Anhelar el fin de semana no será una reacción de fuga hacia la senectud, la jubilación y la muerte porque vivir nos resulta insoportable?
Todo esto me suena a filosofía de las cajas de ahorros, y si alguno de los presentes trabaja en una de esas instituciones, que me perdone. Vivir, trabajar, hipotecarse, pagar las cuotas de Santa Lucía y morir satisfecho. Ea, tan civilizados.

En estos casos, siempre recurro a la inmortal cita:
"Guardamarina Hidalgo, arroje su pena por la borda como un lastre inútil y piense que en la vida, como en la mar, hay que mirar alto y lejos".
("Botón de ancla". Ramón Torrado, 1947).
Abrazos pluriman.

El postista antes llamado anónimo dijo...

Y como Apesardeél está con la depre, también conocido como angustia vital, le propongo un acertijo, a ver si se anima rastreando enigmas en la red.

O sea: ¿Quién le dice a quién la citada frase en el anterior post? ¿Qué actor encarnaba al personaje? ¿Por qué dicho actor, de muy limitada trayectoria, se hizo famosísimo en sus tiempos, habiendo pronunciado el parlamento que, quizás, más peso tuvo en la historia de España en el último siglo? No exagero, palabra.

e-catarsis dijo...

Postista ( antes llamado)...torrada me he quedado yo al leer la recomendación de la película...menudo tostón oiga!

Saluetes muy sorprendidos :O

apesardemi dijo...

Postista, ¡Qué mente más retorcida! ¡"Botón de ancla"!. Y no la del Dúo Dinámico, no. La genuina "Botón de ancla".

Pos vale, me has pillado, no tengo ni idea de quien dijo tan profunda frase, en la red hay pocas reseñas de la peli y no he encontrado ninguna que profundice en ella. Me rindo ;-))

El postista antes llamado anónimo dijo...

Pues sale fácil. Observe voacé:

En http://www.plus.es/codigo/television/recupera_ficha_nube.asp?cod_er=9282605&cod_ee=391125&cod_ees=&Canales=DCESP

"Cuando la ruptura entre los tres amigos parece inevitable y ante la desesperación del comandante Manzano (Fernando Fernández de Córdoba), que ve como Carlos Corbián deja de ser el mejor alumno de la octava brigada de la Escuela..."

Buscamos a Fernando Fernández de Córdoba (no confundir con el militar, aunque es bien fácil).

En, por ejemplo:
http://www.elpais.com/articulo/cultura/ESPAnA/GUERRA_CIVIL_ESPAnOLA/Fallecio/actor/Fernandez/Cordoba/lector/ultimo/parte/guerra/civil/elpepicul/19820302elpepicul_10/Tes/

"El actor Fernando Fernández de Córdoba, uno de los más conocidos y prolíficos actores del cine español de la posguerra, murió anteayer en Madrid, a los 84 años de edad. Su mayor popularidad, sin embargo, la adquirió no en sus trabajos en la pantalla, sino como locutor de Radio Nacional de España durante la guerra civil, donde leyó el famoso último parte de guerra firmado por el general Franco el día 1 de abril de 1939."

QED

Abrazos, apesardeti y de tus ascosyapatíasquenohayquienteaguanteconelmuermo, joé.

El postista antes llamado anónimo dijo...

Aclaración.
El QED que cierra el post anterior no significa "Quempazdescanse", sino Quot Erat Demostrandum. No me había fijado en el deceso, mira tú.