La segunda oportunidad

viernes, 28 de noviembre de 2008

Mi primera vez

Recuerdo perfectamente cómo fue mi primera vez. Estaba nervioso, muy nervioso, hasta el punto de no poder controlar el temblequeo de mi cuerpo. Me había imaginado muchas veces cómo podría ser la primera vez, recuerdo la mezcla agridulce de deseo y miedo que se apoderaba de mí cada vez que lo pensaba. Se me planteaban muchas dudas: ¿sabré hacerlo bien?, ¿cómo será en realidad?, ¿me castigará dios?. Era muy joven, repasaba mentalmente la teoría aprendida de los amigos más mayores y ya iniciados. La novedad me atraía poderosamente, el deseo de hacerlo se confundía con la íntima seguridad de que hacerlo era correr un riesgo, lo que me producía un estimulante aumento del deseo de hacerlo.

Estaba decidido, ya era hora, éste era el momento, la ocasión era perfecta, la situación lo propiciaba, todo lo nocesario para hacerlo estaba allí, junto a mí, pero ¿me atrevería?.

No lo dudé más, cerré los ojos, inspiré profundamente, tenía que hacerlo y lo hice.

Esa primera vez no me gustó demasiado, la realidad de la práctica no se correspondía con las maravillas que se contaban en la calle. Pero algo de esa experiencia me enganchó, me dejó una sensación de querer más, tenía ganas de repetir, estaba convencido de que había algo que no había hecho bien y que la próxima vez sería mejor. Efectivamente, la segunda vez que le pedí salir a una chica todo fue mucho mejor.


8 lo comentaron, ¿te animas tú?:

Ledicia dijo...

Mira que yo pensé que era el fumar! ;D

lectora anónima dijo...

Jaja, pues a mi me ha pasado lo mismo que a Ledicia, como tienes ese cigarrillo en la cabecera ;-)).
Besos.

Natillitas dijo...

Jajajaja, despues de las primeras lineas yo tambien empece a pensar que se trataba del fumar jajaja

Besos

Corpi dijo...

Pues yo no pensé en fumar. Yo pensé en lo que se le hace a la chica después de pedirle salir y antes de fumarse el cigarrillo.
Un saludo.

Apesardemi dijo...

Os confieso que el desenlace inicial era el fumar, lo modifiqué sobre la marcha. Creo que habría quedado mejor el fumar ;)

Besos

cu dijo...

Estoy con Corpi, yo llevo desde el principio pensando en guarrás! ;))
Ni tabaco ni leches, sexo!

Besos verrrrrrrrdes, Apesardemisentresijos!!

Tha dijo...

pues creo que la más retorcida soy yo, que pensé que quería que todos pensáramos en sexo y al final nos iba a salir con otra cosa que, conforme se acercaba al final casi aseguraba que era fumar, pero eso... que no iba desencaminada jajajaja
Esto es un test de "mentes calenturientas" :P
Un besoo

nadasepierde dijo...

Todos tenemos "mentes calenturientas" !!!
cuantas primeras veces tendremos en la vida!