La segunda oportunidad

jueves, 17 de julio de 2008

Cenando


[Edvard Munch. The kiss]


La cena transcurría con normalidad, Apesar pensaba que con excesiva y aburrida normalidad.

La conversación giraba en torno a la subida de precios, el papel de los intermediarios y cosas parecidas. Apesar tenía sus pensamientos bastante lejos de la mesa y de los comensales. De vez en cuando asentía o daba una rápida y resumida opinión pero a medida que transcurría el tiempo se sentía más ajeno a la charla.

La noche era gustosa, la lluvia caida unas horas antes había conseguido aliviar un poco el caluroso ambiente de la tarde, Apesar estaba bien, se encontraba tranquilo pero no podía evitar desplazarse, en alma ya que en cuerpo no era factible, a otro tiempo y lugar.

El debate proseguía incansable aunque a sus oídos ya solo eran lejanos rumores. Recordaba un vestido deslizándose suavemente desde unos cálidos hombros, saboreaba aquella mezcla de maravillosos olores y sensaciones, recreaba las primeras caricias un tanto nerviosas, las que siguieron a éstas mucho más osadas, el posterior abandono absoluto a la fusión de los cuerpos, ...

"Si, la verdad es que los intermediarios son unos golfos". Voy a ir retirando la mesa que se está haciendo tarde.


11 lo comentaron, ¿te animas tú?:

LOLITA LOP dijo...

que buena descripción colega .... me has recordado tantas y tantas cenas o comidas donde la conversación te aburre y la mente vuela lejos y llegas incluso a sentir caricias y escalofríos por el contacto de unos labios en tu cuello ... y más si la sensación a evocar es fuerte ....


que recuerdos


besos sensuales con los hombros desnudos , ;)

Cobre dijo...

Joder con el Apesar, vaya lo q se le viene a la cabeza!, cómo se lo monta el colega! ;).

Se me plantean cochinas dudas existenciales. Si diste la cena por terminada de una majera tan tajante después de rememorar esas caricias y demás... q pasó después??? pq tanto recordar tanto recordar... puede llegar a subir los calores y obligarte a tener una experiencia autónoma! ;)).
Y mi otra duda es, ¿pq no escribes un relato eroticofestivo ya puesto? ;).

En fin, q yo pasaba por aquí y me he parado a tocarte un poco la moral!.

Me ha gustado el post, si ;)

Besazos abundantes, copiosos y profusos!

Ova dijo...

Cerveceando


A pesar de estar de cervezas Ova también está un poquito más lejos; tanto que al regresar llega a confundir las letras.
Es un ejercicio placentero el de poder viajar desde el taburete de un bar.

Mar dijo...

Si es que es luna llena, si es que se viven muchas cosas, si es que esas cenas son un coñazo...
Estoy volviendo a las andadas, la 1,23... ¡muy tarde!
Un beso sensual con bata de casa ;)

El postista antes llamado anónimo dijo...

Tú lo que es, es que eres un guarrindón, vamos, que ni cenando te olvidas de aquellos lodos. ¿No estuve mal, verdad?
Besos.

Pilar dijo...

Lolita y tú tenéis las reuniones de trabajo para dejar volar vuestros recuerdos de pasión...A mí me pasa en clase, mientras un alumno me está conjugando un verbo...y me pregunta: esta bien?

Besossssssssss sensuales (otra afectada por la luna llena) para tpd@s

Corpi dijo...

Amigo Apesar, creo que deberá elegir mejor con quién comparte mesa y mantel.
Un abrazo

manly dijo...

A veces, sucede algo en nuestra vida que nos detiene en ese momento: una cita, una visión, un encuentro... y estemos donde estemos nuestra mente no avanza y sigue estando allí. Si es bueno el suceso no hay problema, resulta incluso bonito recordarlo mil veces.

chispa dijo...

Mmmmmm, q importan los intermediarios? yo quería seguir leyendo lo otro, la expicación más detallada de la fusión jeje. Muy bueno

Apesardemi dijo...

Algunas cenas de verano, con los calores, los recuerdos, el sopor y el propio ambiente, tienen el peligro de trasladarte a otros momentos más "amigables", pero al final siempre llega el postre ;)

Un beso grande para tod@s, en especial para dos nuevas visitantes, Ova y Chispa a las que espero volver a ver por aquí.

Ova dijo...

Ova recién llegada de una larga noche con varias idas y venidas. Muchas gracias Apesar por el beso de bienvenida; será un placer poderte tener letra a letra en estas tierras a las que tantas cosas por suerte no llegan. El verano pasará y el otoño durará lo que tarde en llegar el invierno.

A la espera de tus estivales posts recibe un fuerte abrazo